“Toda película merece ser vista. Lo demás, es cuestión de gusto”

El cine es para representar la realidad. Pero no una realidad fea o compleja. La profesora nos ha dicho también que si surgía cualquier otro problema, podíamos hacer nosotros mismos uso de la auto-censura.”Usad vuestro sentido común”, nos ha dicho – Solmaz Panahi, a su tío, Jafar Panahi

tLEB3IiB

He ido esta noche al cine a ver “Taxi Teherán” sin saber muy bien por qué. Tenía la sensación de que debía ser muy buena. Supongo que había leído de ella tras llevarse el Oso de oro de la Berlinale. Y, efectivamente, lo es. Conmueve, enseña, apela y hace pensar. Y disfrutar. Así que sí, es apta para todos los públicos, id a verla sin miedo.

Lo digo porque me ha acompañado alguien que cuando la he visto en cartelera, ha respondido: “puedo probar¨. Loable disposición, muy de agradecer. Ya en la butaca, no ha podido evitar tuitear un cómico epitafio en el que anunciaba que iba a ver una peli iraní subtitulada en francés (y en flamenco también, ici, c’est la Belgique). Las reacciones no se han hecho esperar. Lo más sorprendente es que varios espontáneos -con o- han coincidido en responderle:

“Tiene que estar muy buena”. La acompañante, no la película.

Ay Dios. Esto me ha hecho darme cuenta de dos cosas.

Una es que el “cine iraní” se ha convertido en un chascarrillo peyorativo más común de lo que me imaginaba. Solo he visto un par de películas persas y ambas eran muy entretenidas. La otra fue, hace años, ¨Dónde está la casa de mi amigo¨, de Abbas Kiarostami.  Es cierto que dos no es un universo muy fiable estadísticamente hablando. Pero, solo por lo que representa hacer cine en un país como Irán, sospecho que los relatos de autor me van a mostrar algo nuevo. Algo interesante. Incluso, una de esas reflexiones en torno a algo local que tienen lectura universal. Ese es el caso de “Taxi Teherán”.

Y aunque no fuera el caso, en palabras del propio Panahi: “Toda película merece ser vista. Lo demás, es cuestión de gusto¨

donde-esta-la-casa-de-mi-amigo

Y esto no es ser relativista moral. Es tener curiosidad. 

El cineasta también parió una no-película, que espero ver pronto, después de ser arrestado en 2010 y sentenciado a seis años de cárcel y no volver a filmar en dos décadas. “This is not a film” ( 2011), lo llamó. Y técnicamente no lo es, porque en realidad era un archivo camuflado en un usb que parece ser que cruzó las fronteras iraníes en un pastel. Igual que “Taxi Teherán” es altamente atípico, incluído su no-final, uno de los mejores que he visto en años.

La otra cosa cuestión en la que me han hecho pensar los tuits es en lo que llamo el machismo acechante. En teoría no está pero de pronto, aparece. Te confías, piensas que no estás a tiro, que te has encerrado en una sala de cine bien a oscuras y…pam! Se te sienta al lado con una caja de nachos con queso y un container de cocacola. En serio, no sé si admirarme o si llevarme las manos a la cabeza sobre la capacidad constante de estos pro-hombres de sexualizar a las tías en cualquier contexto. Y en cualquier momento. Right here, right now.

Desde hace unos meses, empiezo a sospechar que el terreno realmente libre para las tías es tremendamente escaso. Tengo la sensación de haberme dado de cabeza con el techo de cristal. Y reconozco que aún estoy un poco aturdida. Hasta ahora, las únicas barreras tangibles con las que era consciente de estar lidiando eran las socio-económicas.

Duele reconocerlo pero, en general, las mujeres vivimos en una suerte de cara B del zeitgeist.

Screen Shot 2015-05-17 at 00.41.59Y aquí estamos. Es una de esas realidades  feas y complejas que tan necesarias son de contar. Aunque por supuesto vaya acompañada de un cierto castigo social. Tan sutil como la problemática misma, pero igual de cierto.

En fin. A mí si me dieran a elegir, me gustaría poder vivirlo con la sonrisa tranquila con la que Pahani conduce su taxi por las calles imposibles de Teherán. Y sospecho que para ello, lo primero es ser consciente de la situación. Lo segundo, asumirla. Y lo tercero, reaccionar. Y en eso estamos.

taxi-teheran_p1

…Son realidades. Ellos las crean pero luego… luego no quieren que hablemos de ellas. No lo entiendo – Solmaz Panahi a su tío.

Anuncios

2 Respuestas a ““Toda película merece ser vista. Lo demás, es cuestión de gusto”

  1. La verdad es que esa imperiosa necesidad que tenemos todos por tenerlo todo encasillado, ubicado o clasificado hace que los prejuicios funcionen a modo de tocones en la carretera. Pero al final se convierten más en toldos que nos impiden ver el paisaje completo. Y claro, nos perdemos un montón de cosas.
    Sobre los machismos… Uff qué pereza y qué agotador. Sería para tomárselo a coña si no fuese tan condicionante en el día a día. Es como un velo que lo cubre todo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bonito símil. Clasificar las cosas y simplificarlas nos es tan inevitable como útil. Pero si no se combina con la curiosidad y la flexibilidad acaban siendo eso, prejuicios. Mucho trabajo de autocrítica hace falta para mover esos tocones, pero es muy necesario.
    Respecto a los machismos, soy muy de pensar que donde las toman, las dan.
    Abrazos y gracias por el comentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s